RESPUESTA PÚBLICA DE AVESA A LA MINISTRA BLANCA EEKHOUT GÓMEZ

La presente es una respuesta pública a las invitaciones que nos hiciera la Ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, Blanca Rosa Eekhout Gómez, a Mercedes Muñoz presidenta de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa, AVESA, y a Magdymar León Torrealba, Coordinadora ejecutiva, “en reconocimiento a nuestra trayectoria como luchadoras por los derechos de la mujer y la igualdad de género”, para asistir el domingo 7 de mayo de 2017, a las 9 am, en el Salón Bicentenario del Palacio de Miraflores, a una reunión “en el marco de una Constituyente Originaria convocada por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros…” con el fin de “abordar  aspectos que servirán de fundamento a la conformación y funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente”.

En AVESA (fundada hace 34 años por Elisa Jiménez Armas) institución pionera en la promoción y defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos y los Derechos de la Mujer venezolana, que a todas luces históricamente desde su fundación ha participado de la manera más comprometida en todas las luchas reivindicativas de los Derechos de las Mujeres de nuestro país y la región,  muy especialmente aquellos que se refieren a la obligación del Estado a garantizarles   una vida libre de violencia y con los óptimos estándares de  salud sexual y reproductiva; y dado el momento crítico que vive nuestro país en todos los órdenes, nos sentimos en la obligación de hacer público nuestro rechazo a la convocatoria que nos hiciera la Ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género en nombre del Presidente de la Republica para participar en un evento destinado a la “conformación y funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente”.

Consideramos que la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, -además de ser ilegal puesto que no cumple con lo establecido en la Constitución vigente- no tiene nada que ver con los problemas y necesidades de las mujeres en la actualidad. La mujer venezolana necesita en este momento histórico de profunda crisis que el Estado venezolano realmente garantice el Derecho a la Vida y la Salud (no queremos seguir muriendo debido a causas relacionadas con el embarazo o el parto, por ejemplo); el derecho a la alimentación; el derecho a la vivienda, el derecho al trabajo.

Por otra parte: el acceso a los métodos anticonceptivos; a los medicamentos para el cáncer de mama, de ovarios o de útero, y a los antiretrovirales. Necesitamos educación sexual para nuestras hijas (no queremos que nuestras hijas sigan pariendo en la adolescencia, o que contraigan una infección de transmisión sexual, o que empiecen el ciclo de la violencia en el noviazgo).

Queremos realmente vivir una vida libre de violencia. Queremos verdadero acceso al sistema de justicia, y a un sistema de justicia eficiente. Las mujeres venezolanas exigimos del Estado las medidas necesarias para que nuestros hijos e hijas no sean víctimas de la inseguridad y la impunidad. Las mujeres venezolanas queremos  junto con nuestros jóvenes ejercer  derecho a la protesta, sin que corramos el riesgo de morir por ello.

Desde  AVESA hemos formado parte del movimiento unitario y masivo de las mujeres que, en su momento y con una agenda única participamos en la Asamblea Constituyente de 1999 y cuyo fruto es la vigente Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. En esa constitución logramos las mujeres, como protagonistas y como movimiento social y sin fracturas (que no quiere decir, sin diferencias, sin discusiones o, sin debate)  establecer a nivel constitucional lo siguiente:

  • El derecho de las parejas a decidir libre y responsablemente el número de hijos e hijas que deseen concebir y a disponer de la información y de los medios para el ejercicio e ese derecho.
  • Derecho a servicios de planificación familiar basados en valores éticos y científicos.
  • La garantía de igualdad ante la ley.
  • Lenguaje de género en el texto constitucional.
  • Aceptación de las diversas formas de familia y el derecho de todas a recibir apoyo.
  • Consagración de la igualdad de deberes y derechos para el hombre y la mujer en el matrimonio y las uniones de hecho. Reconocimiento jurídico de las uniones estables de hecho.
  • Reconocimiento del valor económico del trabajo doméstico y la seguridad social para las amas de casa.
  • Derecho a equidad en el salario.

Sin embargo, la consagración de esta plataforma constitucional tan favorable requiere de la definición e instrumentación de políticas públicas sostenidas  y eficientes para  convertirse en una realidad palpable, lo cual a nuestro juicio es materia pendiente.

Con respecto a los derechos de las mujeres y la Constitución lo que realmente nos hace falta es que se respete y se cumpla la Constitución vigente.

Consideramos que la única vía  para enfrentar la crisis que vive Venezuela es constitucional y democrática, tal como está plasmada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela vigente.

 

Mercedes Muñoz                                                     Magdymar León

Presidenta                                                                Coordinadora Ejecutiva

Anuncios

Comunicado a la Opinión Pública en relación a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente

Nosotras, 403 personas y 56 organizaciones de la sociedad civil abajo firmantes que trabajamos por los derechos de las mujeres rechazamos la convocatoria hecha por Nicolás Maduro para la realización de una Asamblea Nacional Constituyente en razón a las consideraciones siguientes:

  1. Consideramos que se trata de una maniobra política que desvía la atención del país de la más profunda crisis económica, social, política y moral que jamás haya vivido Venezuela, la cual ha dado lugar a manifestaciones multitudinarias durante las últimas semanas en todo el país, muchas de ellas reprimidas de forma violenta con el lamentable saldo de víctimas fatales, sobre todo de adolescentes y jóvenes, que llenan de luto y dolor a toda la sociedad venezolana. Las demandas y consignas del pueblo venezolano en estas manifestaciones son claras, ninguna de ellas apunta a una reforma constitucional, todo lo contrario, las demandas van dirigidas a cumplir con la constitución vigente y exigir la restitución de derechos vulnerados.
  2. Persiste la ruptura del hilo constitucional generado a partir de las sentencias 155 y 156 dictadas por el Tribunal Supremo de Justicia, que, entre otras cosas, anula las actuaciones de la actual Asamblea Nacional, nuestro Poder Legislativo. La convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente constituye un evidente intento por parte del gobierno de abolir los poderes constituidos, particularmente la Asamblea Nacional, desconociendo la voluntad del pueblo expresado en las urnas electorales en diciembre de 2015, por tanto, deploramos y rechazamos la profundización de la situación de facto originada por las sentencias que se pretende materializar en esta nueva constituyente dirigida a consolidar el proyecto político del gobierno.
  3. Rechazamos categóricamente este nuevo intento por instaurar un Estado comunal en Venezuela, en apego a la voluntad de la mayoría de venezolanos y venezolanas que fue expresada en el referéndum consultivo efectuado en el año 2007 propuesto por el entonces presidente de la república Hugo Chávez Frías;
  4. Más aún, la propuesta de participación “sectorizada” en la elección de las y los constituyentistas es contraria a principios universales de participación en procesos electorales, y convalidaría de hecho un mecanismo de participación abiertamente discriminatorio que dejaría por fuera a la vasta mayoría de electores y electoras. Así, aunque se plantee que la nueva constitución a ser elaborada va a ser sometida a consulta nacional mediante voto universal, directo y secreto, ya, desde su origen, se encuentra viciada.
  5. La solución a los gravísimos problemas del país como el hambre y la falta de medicinas que no se resolverán con una Asamblea Nacional Constituyente. Por el contrario, un proceso como este producirá peligrosas dilaciones en la atención de estas situaciones críticas que se traducirán en más muertes por desnutrición y falta de tratamiento, además de las consecuencias de salud y conflictividad social que ellas conllevan. Estos son los problemas que tienen a la ciudadanía en la calle, demandando respuestas urgentes.

Por ello, apoyamos las demandas del pueblo venezolano y consideramos que un verdadero diálogo, sincero y con condiciones claras, que permitan lograr una salida política inmediata a la crisis y que sirva para la construcción de la paz que tenga como punto de partida:

  • Garantizar al pueblo venezolano el derecho a la manifestación pública y pacífica, con el consiguiente cese de la represión violenta y el uso brutal, abusivo y desproporcionado de las fuerzas públicas.
  • La facilitación de manera prioritaria de un canal de ayuda humanitaria para el suministro de alimentos y medicinas para la población.
  • El restablecimiento de las funciones de la Asamblea Nacional;
  • Y, finalmente, el establecimiento inmediato de un cronograma electoral ajustado a lo previsto en nuestra actual constitución.

¡Las mujeres de Venezuela decimos NO a la Constituyente!

Hecho en Caracas, a los 6 días del mes de mayo de 2017

Para ver el comunicado completo y los nombres de las personas y organizaciones firmantes, puede entrar al siguiente link: Comunicado de las mujeres a la Opinión Pública sobre Asamblea Nacional Constituyente