Mujeres al límite El peso de la Emergencia humanitaria: vulneración de los derechos humanos de las mujeres

El presente informe representa un esfuerzo colectivo de AVESA, CEPAZ, Mujeres en Línea y Freya por documentar la situación de los derechos humanos de las mujeres en Venezuela de cara a la grave crisis económica, política, social y humanitaria por la que atraviesa el país. Por tratarse de un primer ensayo, hemos decidido centrarlo en tres grandes áreas severamente afectadas por la crisis y el serio déficit democrático en las instituciones venezolanas, a saber: salud, alimentación y violencia contra la mujer.

La elaboración de este informe se fundamentó en la revisión documental de fuentes oficiales y no oficiales, así como medios de comunicación. El acceso a información pública en materia de derechos de las mujeres, incluyendo presupuestos asignados y ejecutados, así como cifras relacionadas con problemáticas fundamentales como mortalidad materna, está estrictamente restringido. Y en aquellos casos en los que los datos están disponibles, algunos tienen uno, dos o hasta cinco años de antigüedad, como por ejemplo el Boletín de Género del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) cuya versión más reciente data del año 2013.

Los datos disponibles, oficiales o no oficiales, casi nunca están desagregados por sexo, con lo cual se dificulta visualizar la situación particular de las mujeres. Ejemplo de ello son algunos boletines del INE cuyos datos no están desagregados por sexo, señalando que no existen diferencias estadísticas significativas. Igualmente, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), elaborada por las 3 universidades más importantes del país, tampoco presenta datos de fundamental importancia desglosados por sexo.

Los hallazgos aquí presentados dan cuenta de cómo la crisis tiene un impacto desproporcionado y diferenciado sobre la vida de las mujeres, en un contexto donde el Estado venezolano ha optado por ignorar sus obligaciones en materia de derechos humanos. Desde la escasez de anticonceptivos e insumos de higiene menstrual, hasta los numerosos obstáculos existentes para su acceso a la justicia cuando son víctimas de violencia machista, las mujeres enfrentan numerosos retos en el disfrute pleno de sus derechos más elementales sin que el Estado tome medidas efectivas al respecto.

Mientras la narrativa oficial se ha apropiado de la temática de igualdad de género, mostrándola como un área donde se han producido numerosos avances, la realidad de las mujeres no guarda relación con el mundo idílico que desde instancias gubernamentales se presenta. El desempleo y la pobreza aumenta vertiginosamente entre mujeres, y son ellas quienes mayoritariamente hacen colas por alimentos y recorren farmacias y hospitales en busca de atención y medicinas para ellas mismas y sus familias. Sí bien la adopción de medidas normativas y la creación de un marco institucional son pasos importantes en la garantía y protección de los derechos de las mujeres, en modo alguno son un fin en sí mismo y de poco sirven sí están vacías de contenido. En otras palabras, tener instituciones y leyes pioneras en materia de derechos de las mujeres es insuficiente si desde ellas, o a partir de ellas, no se emprenden acciones efectivas, acompañadas de recursos humanos y financieros que permitan su plena implementación.

Finalmente, quisiéramos agradecer a organizaciones e individualidades aliadas por el apoyo con cifras e información en la elaboración de este informe. En particular, las organizaciones Senosalud y Musas de Venezuela por los datos aportados sobre situaciones puntuales de salud en mujeres. También agradecemos a Susana Raffalli por su guía y apoyo en lo referente a la nutrición y alimentación desde una perspectiva de género. Y desde luego a la organización CIVILIS por su confianza y apoyo a nuestras organizaciones a fin de producir este trabajo.

Acá pueden consultar el informe completo  Mujeres al limite

Anuncios

Ruta de Atención Institucional del Abuso Sexual en niños, niñas y adolescentes

En el 2013, la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (AVESA) con el apoyo técnico y financiero de UNICEF, desarrolló  el proyecto Abordando la violencia sexual y la violencia en el noviazgo en 6 municipios de Miranda, 2 parroquias de Vargas y 2 municipios del área metropolitana de Caracas que tuvo como uno de sus resultados, la construcción de la Ruta crítica de atención institucional del abuso sexual en niños, niñas y adolescentes, que muestra gráficamente el proceso que va desde el momento en que se revelan los hechos de una presunta situación de abuso sexual hasta el momento en que se inicia la investigación por parte de los órganos del sistema de justicia.

Este primer producto, representó el punto de partida para la construcción de un instrumento que unificara los criterios en cuanto al manejo de la ruta crítica del abuso sexual en niños, niñas y adolescentes en Venezuela, que puedan ser publicados en un formato amable y accesible a ser distribuido en los diferentes entes con competencia en esta materia.  Por tal motivo, AVESA, nuevamente con el apoyo técnico y financiero de UNICEF desarrolló el proyecto Aportes para la construcción de políticas públicas dirigidas a la prevención y atención del embarazo adolescente y el abuso sexual de niños, niñas y adolescentes en Venezuela, que tuvo dentro de sus objetivos, la producción de un documento sobre la Ruta  de Atención Institucional del Abuso Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes, validado por un equipo de expertos y expertas en el tema, y con las respectivas orientaciones para su manejo, a ser empleado por instituciones del Estado y de la sociedad civil.

Para llevar a cabo este trabajo se desarrolló un plan para la validación de esa ruta crítica ya elaborada, construido a partir de los criterios de: correspondencia o pertinencia, claridad, coherencia (continuidad lógica de los pasos), sustento o apoyo del marco legal, suficiencia de artículos que se presentan y diseño gráfico; que sería implementado en mesas de trabajo con un equipo validador.

Este equipo validador estuvo integrado por una  coordinadora, encargada de asegurar el cumplimiento de las actividades en relación con los tiempos previstos y los productos esperados; una facilitadora de validación de la ruta y de las orientaciones; una relatora/sistematizadora para el registro y recopilación organizada del desarrollo de cada mesa de trabajo, asegurando que en cada actividad se contara con las fuentes de verificación y el informe respectivo; y un equipo de personas expertas  representantes de las diversas organizaciones que son parte del sistema de protección de niños, niñas y adolescentes.

Este proceso de validación se realizó a través de cuatro (4) mesas de trabajo con el equipo de expertos y expertas para evaluación de la ruta en función de los criterios de validación establecidos; una (1) mesa de certificación por parte de las organizaciones que participaron en todo el proceso; y un (1) grupo focal dirigido a evaluar la comprensión de la ruta por parte de funcionarios y funcionarias del sistema para la protección de NNA no expertos en el tema, y así incorporar mejoras en la misma.

La Ruta de Atención Institucional del Abuso Sexual de niños, niñas y adolescentes se ha diseñado en un formato tamaño afiche y las orientaciones se presentan en el siguiente documento, que se ha estructurado en tres capítulos:

En el primero se dan conceptos básicos sobre el abuso sexual, considerando su definición, clasificación, indicadores y las fases. El segundo capítulo plantea los aspectos relacionados con el marco jurídico del abuso sexual en el país, finalmente el tercer capítulo contiene los procedimientos para la aplicación de la ruta de atención por parte de las instituciones con competencia en la temática en las dos primeras fases: Fase 1: Identificación y denuncia y Fase 2: Atención y procedimiento de organismos competentes.

Esperamos que tanto la Ruta de Atención Institucional del Abuso Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes, como las orientaciones que a continuación se presentan, sean de beneficio para las instituciones y contribuyan en la garantía de los derechos de niños, niñas y adolescentes del país.

manual-ruta-abuso-sexual

AVESA presente en el concierto Iguales Diferentes

Provea, Espacio Público, Civilis, Acción Solidaria y Laboratorio de Paz en alianza con la Fundación Nuevas Bandas, la Embajada de Canadá y la Alcaldía de Chacao realizaron el concierto IGUALES DIFERENTES, que bajo la consigna “Sin discriminación, juntos suena mejor” conmemoraron este sábado 12 de diciembre la Semana Internacional de los Derechos Humanos, con el apoyo y participación de otras organizaciones no gubernamentales entre las que se encontraba AVESA como invitada.

En esta soleada tarde de sábado decembrino, las bandas Toberías y Big Mandrake dieron la nota musical e hicieron un tributo a la banda de rock venezolana Sentimiento Muerto ante el publico que se dio cita en el Anfiteatro de la Plaza Altamira.  Los músicos cantaron en favor de la inclusión y la tolerancia para promover un mensaje claro en contra de cualquier forma de discriminación, distinción, exclusión, restricción o preferencia que atenten contra los derechos y la igualdad de oportunidades de las personas.

Con las intervenciones de Oscar Misle (CECODAP), Magdymar León (AVESA), Quiteria Franco (Red LGBT) y Feliciano Reyna (AcSol) y  la conducción del periodista y activista Melanio Escobar, se dieron mensajes a favor de la inclusión y el respeto a la diversidad e igualdad de derechos sin ningún tipo de discriminación. Paralelo al Anfiteatro y bajo una gran carpa, las organizaciones de Derechos Humanos asistentes tuvimos la posibilidad de mostrar y distribuir nuestros materiales informativos.

Desde AVESA damos las gracias por la invitación y por la oportunidad de unir voluntades para la construcción de una sociedad más justa y más democrática.

Informe sobre desigualdad de género presentado ante el Comité DESC Naciones Unidas

Cuatro organizaciones no gubernamentales venezolanas, el Centro de Justicia, Apoyo y Paz (Cepaz), la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Género, Democracia y Derechos Humanos (Gendhu) y el Centro Hispanoamericano para la mujer Freya presentaron un Informe Alternativo en torno al cumplimiento del país en aspectos relacionados con la desigualdad y discriminación de género contra las mujeres, en el marco de la 55ta sesión del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, realizado en Ginebra, Suiza, del 1ro al 19 de junio del 2015.

El Informe Alternativo aborda nueve puntos del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, específicamente los artículos 2 y 3; y del 6 al 12; en el cual enfatizan que “las medidas dirigidas a las mujeres son de carácter asistencialista y de claro corte populista, con una absoluta subordinación a los interés políticos del gobierno, careciendo de un carácter técnico y conceptual del enfoque de igualdad de género”.

El informe señala, en cuanto al derecho al trabajo, que el marco jurídico solo se restringe a la protección de la maternidad pero no hay enfoque de igualdad de género; por ejemplo, la brecha salarial promedio entre hombres y mujeres es de 14,2%. En mujeres con menor grado de instrucción la brecha puede llegar hasta 60%. Según la OIT, para 2012  la tasa de ocupación formal en Venezuela era: 71,9% para los hombres y de 45,7% para las mujeres.

Así mismo, Venezuela en los últimos 4 años alcanzó el mayor índice de embarazos adolescente de Suramérica y el tercero de América Latina. La Encuesta Demográfica Venezolana (ENDEVE), realizada en el 2010, indica que de cada 10 mujeres venezolanas, 3 tuvieron sus hijos e hijas antes de los 19 años.

Otro  dato importante es que, de acuerdo al INE, la informalización del trabajo de las mujeres creció de 38,7 en julio de 2008 a en 41.8 en 2009, tendencia que sigue en aumento, en un contexto de altos niveles de desempleo en el país.

Con la presentación del documento también solicitarán al Comité que “inste al Estado Adoptar medidas progresivas tendentes a la recuperación económica del país, que eviten su incidencia directa en el aumento de las brechas y desigualdades por razones de género y asegure plenamente el acceso a la educación y a los servicios de salud sexual y reproductiva, especialmente a la población adolescente y sobre todo en las zonas rurales y en las comunidades indígenas, asignando recursos suficientes para ese fin”.

Pueden acceder al informe aquí:

Informe PIDESC. MUJERES